Páginas vistas en total

domingo, 30 de diciembre de 2012

qué curioso en el coliseo San Francisco de Asís, contruído por los franciscanos Evo le dió palo al Obispo Juárez, habló con los medios, contra la Diputada Delgado (no la nombró) contra los que quieren involucrar a sus ministros y a Nardy que le hacen llorar. crónica de E.M. en EJU:TV


En el encuentro cocalero celebrado en Ivirgarzama, el presidente Evo Morales ratificó su confianza en tres ministros cuestionados por su papel en el escándalo de la red de corrupción.
La elección de este escenario demuestra una vez más que el poder real reside en el Trópico de Cochabamba, zona dedicada a cultivos de coca mayormente excedentarios, esto es, destinados a abastecer de materia prima al narcotráfico.
Como presidente de los sindicatos cocaleros, cargo que aún detenta en abierto conflicto de influencia con la primera magistratura que ejerce, Morales representa los intereses de esta minoría, sector para el cual gobierna prácticamente en exclusiva.
De hecho, la hegemonía cocalera sobre el régimen implica una alta concentración del poder, que de alguna manera exime al presidente de rendir cuentas ante el resto de la opinión pública, poco considerada por la administración evista.
Existe un vínculo estructural entre esta concentración del poder, nacida de la hegemonía cocalera, con la corrupción.
Ya decía Lord Acton que “el poder corrompe, pero el poder absoluto corrompe absolutamente”. Frase que puede aplicarse perfectamente al caso.
Y es que la corrupción no es simplemente el producto de deslices casuales, sino de una serie deoportunidades institucionales brindadas por la discrecionalidad, el hiper-presidencialismo y el intervencionismo estatal, caldo de cultivo para el abuso burocrático.
Características todas que se hacen presentes en el modelo de socialismo del siglo XXI, aplicado por Morales en Bolivia bajo la variante folclórica del socialismo comunitario.
La lucha contra la corrupción no pasa por darle superpoderes persecutorios a ningún funcionario, que inevitablemente sentirá la tentación de hacer uso de esas facultades extraordinarias en su provecho, sino precisamente por lo contrario: la desconcentración del poder y el balance de los contrapesos republicanos.
Pero para eso, lo primero es el desplazamiento de la hegemonía de un solo y pequeño sector, los cocaleros, por una amplia alianza social que refunde la democracia…
notishots@gmail.com

jueves, 27 de diciembre de 2012

llamó la atención en Chile. descubren 1.300 kilos de cocaína en envolturas "made in Bolivia", aunque no hay detenidos. publicó el Mercurio a nivel mundial.


La unidad de Carabineros de la región de Antofagasta de Chile incautó en las últimas horas alrededor de 1.300 kilos de cocaína en un operativo por demás significativo, al ser este el decomiso más importante de este año y por las características de los paquetes de droga confiscados.  
Un reporte del portal web del periódico El Mercurio de Chile, publicado este jueves, da cuenta de la importancia de este operativo que no tuvo detenidos, pues el mismo comenzó con la requisa de dos vehículos que se encontraban en la región de Antofagasta, los cuales se dieron a la fuga, logrando Carabineros alcanzar sólo a una de las dos movilidades.  
Al interior de esta camioneta se encontró la droga perfectamente etiquetada y enumerada con código de barras. No obstante tres fueron las particularidades que llamaron la atención de la droga comisada: el sello ‘Hecho en Bolivia’ y los dos slogans "100% Hoja Paceña" y "Con mucha humildad seguiremos adelante".
Además de la cocaína se encontró 144 kilos de marihuana, dentro del motorizado que se presume partió de la ciudad de La Paz.  Según el jefe de la Segunda Zona de Carabineros de Antofagasta, general Alberto Etcheberry, este procedimiento se llevó a cabo a 80 kilómetros al norte del Retén Socompa, específicamente en un camino denominado La Negrilla.
"En este procedimiento no hubo detenidos, pero nosotros presumimos que era un ciudadano boliviano. No obstante, se organizó un operativo para poder ubicarlo, pero no fue posible. Sin embargo, sí se logró dar con esta gran cantidad de droga, que nos llamó mucho la atención porque cuenta con un logo que casi manifiesta o da cuenta de un producto tradicional", agregó Etcheberry, de acuerdo al portal de El Mercurio.  
Al respecto, el intendente Pablo Toloza dijo que este es el decomiso más grande que ha ocurrido en la Región de Antofagasta, con lo cual se llega a más de seis toneladas de droga incautada el año 2012. "Esto significa un 75% más en relación al año pasado, donde ya se había alcanzado un récord", dijo.  

lunes, 24 de diciembre de 2012

qué relación entre Veja y Quintana cuya visita a Maximiliano fue debelada por Brasil? pregunta del vicealmirante Montero


Todavía no hemos olvidado la denuncia que hiciera en el mes de julio la revista “Veja”, relacionando al gobierno boliviano con el narcotraficante brasileño Maximiliano Dorado.
Relata que el Ministro Quintana y la Srta. Jessica Jordan, actual candidata a Gobernador del Departamento del Beni por el MAS, habían sido vistos entrando al domicilio del presunto narcotraficante Dorado, con las manos vacías en Santa Cruz de la Sierra, el 18 de octubre del 2010 a las 2 de la tarde y que luego de 20 minutos habían salido con dos maletines negros; dan a entender que podían estar repletos de dinero.
La revista “Veja” hizo conocer que esta información era proveniente del mismo servicio de inteligencia boliviano que hacía seguimiento de Dorado, cuando se encontraron con la sorpresa de los visitantes.
El actor Sean Peen (“Sol de Pando”, 12 de diciembre) en declaraciones a la prensa manifestó que dos componentes de la red de extorsionadores, Fernando Rivera Tardío y José Manuel Antezana Pinaya, de los ministerios de Gobierno y de la Presidencia respectivamente, estarían relacionados con el narcotraficante Dorado; el mismo individuo al que supuestamente visitara Quintana en Santa Cruz.
¿Qué común denominador tienen estas dos historias? El supuesto narcotraficante Maximiliano Dorado y el ministro de la presidencia Juan Ramón Quintana.
¿Será una casualidad que Quintana hubiera visitado a este delincuente narcotraficante Dorado en compañía de la Srta. Jordan en Santa Cruz, y que el actor estadounidense relacione a este supuesto narcotraficante con los extorsionadores de los dos ministerios implicados directamente, siendo que en uno de ellos Quintana es cabeza de sector? ¿Por qué Quintana aparece en ambos casos?
Llama la atención que esta red de extorsionadores hubiera sobrevivido a varios cambios de ministros; se podría pensar que eran muy importante para el gobierno.
Es conocida la influencia que tiene el ministro Quintana en el gobierno del presidente Morales, por la confianza que goza del primer mandatario. Es la segunda vez que ejerce como ministro de la presidencia. Después de dejar el ministerio de la presidencia la primera vez, el gobierno le dio un cargo que le permitía moverse por todo el Oriente boliviano a su antojo; el 18 de octubre del 2010 Quintana estaba en esa situación, cuando según la revista “Veja” visitó en Santa Cruz al supuesto narcotraficante Maximiliano Dorado.
¿Será que el poderoso ministro Juan Ramón Quintana es el articulador y protector de esta banda de extorsionadores con el consentimiento de las autoridades a las que sirve?
Se recordará que Boris Villegas al ser internado en la cárcel de “Palma Sola” manifestó “que solo cumplía órdenes de ministros y vice ministros” (“Jornada” 14 de diciembre).
Saque usted, amigo lector, sus conclusiones.
*Vicealmirante de la República de Bolivia

viernes, 14 de diciembre de 2012

Sérpico o sea Orlando Candia bien conocido millonario narco permaneció en la cárcel hasta que horas hace se le impuso detención domiciliaria. meses atrás se le incautaron 10 casas y 129 lotes de terreno en Cochabamba y Santa Cruz. lavó el origen de sus bienes provenientes del narco primero y luego "legalizadas" como inversiones.


Orlando Candia, más conocido como Sérpico, un hombre investigado por la presunta comisión del delito de lavado de dinero, acudió ayer a una audiencia reservada en la que, una vez más, solicitó la cesación de su detención preventiva alegando que su estado de salud no es bueno. 
La jueza primera cautelar Sandra Parra ordenó su salida de la cárcel, pero le impuso una detención domiciliaria con arraigo, garantes y le fijó como fianza el pago de Bs 100.000. Tiene 15 días para presentar su registro domiciliario, que será en la casa de una sobrina. Candia ya depositó el dinero. En contacto con ATB, Sérpico dijo que él también fue víctima de la red de extorsión que operaba desde el Ministerio de Gobierno a través de los asesores Fernando Rivera y Dennis Rodas, quienes firman el inicio de su proceso, supuestamente para extorsionarlo. En su denuncia, ya formalizada, él acusa a un hombre y a un mayor de la Policía de ser los enlaces de este hecho de corrupción. Asegura que en Cochabamba existen funcionarios que forman parte de esa red y que pronto revelará sus nombres. El 28 de julio de 2011, la Felcn y la Fiscalía incautaron 10 casas en Cochabamba y 129 lotes en Santa Cruz de la familia. Sérpico cumplió una sentencia de cuatro años de cárcel en la década de los 90 por el delito de encubrimiento. La hipótesis de los investigadores es que las ganancias obtenidas por Candia de manera ilícita fueron guardadas un tiempo y se convirtieron en inversiones después para “lavar” su origen. 

sábado, 8 de diciembre de 2012

mesurada la nota de LT referida al cambio del alto mando policial y la promesa de "lealtad incondicional" a Evo Morales formulada por su Director General. no deja de ser duro el texto que reclama acciones más serias y reales de un cambio a mejor.


La sorpresiva decisión presidencial de sustituir nuevamente al Comandante General de la Policía Boliviana, sólo seis meses después de haber posesionado al anterior, ha vuelto a poner en evidencia la gravedad de la crisis en que está sumida la institución.
Una vez más, como todas las anteriores, se ha escenificado un solemne acto de posesión en el que han abundado los discursos referidos a la necesidad de combatir la corrupción policial. El nuevo comandante, como todos sus antecesores, ha hecho derroche de vehemencia al proclamar su firme decisión de cumplir con éxito la misión en la que todos sus antecesores fracasaron, repitiendo así una escena que ya está tan desacreditada que no da motivos para esperar mejores resultados que los ya conocidos.
Un dato que alimenta el escepticismo con que es recibido cada nuevo cambio en la cúpula policial, con sus consabidos anuncios de reforma y depuración, es la suerte que corrieron los antecesores del comandante actual y sus respectivos planes de regeneración institucional. Ninguno de ellos pudo desarrollar una iniciativa que merezca ser reconocida; más bien, sus breves gestiones aumentaron el descrédito que pesa sobre la institución policial.
Es verdad que muchos de los excomandantes están actualmente procesados, acusados de haber incurrido en diversos delitos durante el ejercicio de sus funciones, lo que podría ser visto como una muestra de la drasticidad y seriedad con la que se quisiera luchar contra la corrupción. La realidad, sin embargo es otra, pues son tantos los lastres que se arrastran que se duda ya de toda retórica remoralizadora.
Tan flagrante falta de correspondencia entre las buenas intenciones y los actos que una y otra vez las desmienten, por lo repetitiva que es, no puede atribuirse a deficiencias éticas individuales. Es, más bien, una expresión de la naturaleza, magnitud y profundidad de la descomposición institucional en que está sumida la Policía Boliviana.
Probablemente una de las principales causas de tal debacle, que son muchas y muy complejas, es la facilidad con que se omiten los reglamentos internos, mandatos legales y hasta constitucionales a la hora de hacer las designaciones, distribuir ascensos y destinos. La ligereza con que se eliminó a toda una generación de generales para ceder su lugar a coroneles, es un ejemplo de lo dicho.
Como no podía ser de otro modo, la contrapartida de esa manera arbitraria de actuar es la falta de decoro con que las autoridades policiales confunden la lealtad que le deben al Estado con el sometimiento y servilismo con que retribuyen a quienes les brindan el cargo y sus privilegios, como si de una dádiva se tratara. Así, no es sorprendente que la Policía haya llegado a los actuales niveles de degradación institucional.
Pese a ello, siempre estará latente la esperanza en que sus mejores exponentes puedan, finalmente, reencauzar esta vital institución nacional a la que se ha confiado nada menos que la misión de “defender la sociedad y la conservación del orden público, y el cumplimiento de las leyes”.

viernes, 7 de diciembre de 2012

crónica completa de LTD que ofrece además la historia en pocas líneas de los últimos 6 comandantes de Policía. la rabia de Evo al posesionar a Aracena


El presidente Evo Morales posesionó ayer al coronel Alberto Aracena Martínez como Comandante General de la Policía Boliviana, en medio de críticas a la gestión del jefe saliente, Víctor Maldonado, y la manifestación de su molestia porque sus reuniones con los jefes policiales eran grabadas sin su consentimiento.
Aracena es el sexto jefe policial en los últimos tres años de gestión que es posesionado por Morales, todos en medio de cuestionamientos.
Al menos tres comandantes fueron relevados por denuncias de corrupción y uno fue involucrado en hechos similares después de dejar el cargo. Maldonado fue relevado a sólo seis meses de estar al mando de la Policía, quien fue observado por haber egresado de la Escuela de Detectives.
La designación de Aracena no fue la excepción. A pocas horas de que asumiera el cargo, surgieron informes sobre su presunta participación en la represión a la octava marcha indígena en 2011 y su detención en 1993 en Guayaramerín, por supuestos vínculos con el narcotráfico.
Aracena rechazó todos los cuestionamientos y aseguró que tiene una “trayectoria completamente limpia”, que nunca abrieron una investigación en su contra por sustancias controladas.
“Declaro de manera pública mi lealtad al señor presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, me comprometo a conducir los destinos de la Policía boliviana desde los principios de lealtad, transparencia, justicia y espíritu de cuerpo para que luchemos de manera frontal contra la corrupción y la criminalidad”, dijo Aracena en su posesión.
En las filas policiales existen diferentes opiniones acerca de la nueva autoridad. Dijeron que fue uno de los más destacados de su promoción (1981) y que tiene un recorrido ejemplar. Oteros observan que se haya designado una vez más a un coronel en ese cargo que le corresponde a un general según la normativa.
Aracena dijo que estuvo en Chaparina, pero que no reprimió a la octava marcha indígena porque salió dos días antes de que se registre este problema.
A esto agregó que fue el “más humanitario” porque –afirmó– “incluso llevé chancletas para los niños, yo les acompañé”.
En mayo de 2011 fue desginado como Comandante de la Policía en Cochabamba, pero esta orden quedó sin efecto, luego de que se conoció de una supuesta detención por narcotráfico en 1993.
Aracena rechazó estas acusaciones y aseguró que iniciará procesos legales en su defensa. “Lo voy a hacer, porque éstas cosas hay que cortar de raíz, no se puede hacer daño a policías que somos honestos”, dijo.
“En mi trayectoria policial he honrado mi carrera, al servicio de las familias bolivianas; sin embargo, entiendo que esto es una vil infamia, no conozco el contenido, pero supuestamente me estarían involucrando en volteos antinarcóticos, considero que es un aspecto netamente político”, indicó.
El senador Marcelo Antezana dijo ayer que los ascensos en la Policía todavía están pendientes porque el Ministerio de Gobierno aún no remitió las listas oficiales.
Indicó que si el Gobierno quiere respetar la institucionalidad en la Policía, debe remitir la lista hasta el 20 de diciembre para que el Senado haga el tratamiento antes de que ingrese en receso; de lo contrario, tendrá que esperar hasta el 2013.
Trayectoria
Alberto Aracena, egresó de la Academia Nacional de la Policía en 1981, además estudió Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés. Desempeñó las siguientes funciones dentro de la Policía:
Director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en la sede de gobierno.
Comandante de la Policía Departamental de La Paz.
Director Nacional de Inteligencia de la Policía.

Seis comandantes en tres años

General Víctor Hugo Escobar
(Marzo 2009 a enero 2010) Fue designado en el cargo en medio de cuestionamientos a la Policía por supuestos “acuerdos o alianzas secretas” con delincuentes o agentes norteamericanos. (Actualmente está recluido en la cárcel de San Pedro por el caso de Covipol).
Coronel  Óscar Nina Fernández 
(Enero 2010 a marzo 2011) Fue director Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico y relevado del cargo poco después de estallar el escándalo del general (r) René Sanabria por el tema de narcotráfico.
Coronel Ciro Farfán Mancilla
(Marzo a mayo 2011)  Es cambiado en medio de duros cuestionamientos de la población por el caso de la red de clonación de placas de vehículos en el que se vio involucrado como Comandante, además de incluir a funcionarios de la Dirección de Prevención de Robos de Vehículos (Diprove).
General Jorge Santisteban 
(Mayo 20011 a mayo 2012) Es relevado de su cargo en medio de la polémica generada por el ingreso irregular de 54 cadetes a la Academia Nacional de Policías (Anapol) que fueron desalojados de esas instalaciones por instruccciones del Ministerio de Gobierno.
Coronel Víctor Maldonado 
(Mayo 2012 a diciembre 2012) Fue director Nacional de Inteligencia y asumió el cargo en medio de críticas y observaciones por no ser egresado de la Academia Nacional de la Policía  y tampoco tener el grado de general como indica la Ley Orgánica de la Policía.

Piden cumplir acuerdos
Las esposas de policías de base esperan que el comandante General de la Policía, Alberto Aracena, posesionado ayer, se preocupe y busque  mejorar las condiciones laborales de la tropa.
Recordaron que están pendientes de cumplimiento los acuerdos firmados con el saliente comandante, sobre la mejora salarial de los policías de baja graduación, el nuevo reglamento disciplinario, la dotación de uniformes, nuevo equipamiento, entre algunos. “Cada año cerca de 4 mil bolivianos, es la suma invertida por el policía para la confección del uniforme”, señalaron las esposas.

El presidente pidió a nuevos jefes policiales terminar con “espionaje”

Evo denuncia que grababan reuniones

El presidente Evo Morales reveló ayer que la cúpula de la Policía, renovada ayer, grabó las conversaciones que él y el vicepresidente Álvaro García Linera mantenían con los miembros de esta institución en sus reuniones de planificación.
Morales, luego de la posesión del nuevo comandante de la Policía, Alberto Aracena, dijo que se sintió “inseguro” debido a estos hechos y confió en que la situación se supere con los nuevos mandos.
“Lamentablemente no hemos visto resultados ni han sido tan productivos. Lo que más nos molestó es que no era posible que hagamos esas reuniones para que nos graben a nosotros. Me he sentido inseguro”, expresó ante la cúpula policial y el comandante saliente.
Morales pidió disciplina y resultados y “este tema del seguimiento al Presidente tiene que terminarse”, dijo.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, negó que el presidente Morales haya sido víctima de espionaje de parte de los mandos policiales y dijo que más bien se trató de procedimientos no autorizados.
Para Romero, “una cosa es ser escuchado y otra cosa es ser grabado”, por lo que pidió tomar el tema en su contexto y no como denuncia.

jueves, 6 de diciembre de 2012

derepente. sucedió el relevo en el más alto puesto de la Policía Bolivia. citó a la oficialidad a las 7.00 a.m. en el hall del Palacio y le tomó el juramente al coronel Jorge Alberto Aracena Martínez que de inmediato fue observado por DDHH por haber participado en Chaparina


El primer mandatario de Bolivia realizó estas declaraciones luego de posesionar al nuevo comandante nacional de la Policiía, Jorge Alberto Aracena Martínez. Señaló que la persona “de afuera” infiltrada en la red de extorsionadores, integrada por más de una decena de funcionarios de Gobierno, jueces y fiscales; buscan, además, hacer “campaña sucia contra el presidente (Evo Morales), el gobierno y el proceso de cambio”.
Señaló que si bien antes los funcionarios públicos cometían actos de corrupción en las diferentes carteras de Estado o instituciones públicas, ahora “se organizan desde ahí para extorsionar, chantajear y usar a fiscales y jueces”.
En esa línea, remarcó que con su Gobierno combatirá la corrupción “sea grande o mediana”. “Todos los ministros tienen la obligación de denunciar ante el Ministerio Público o el Ministerio de Transparencia para que (el funcionario extorsionador o corrupto) sea procesado”.
Otras de las advertencias que realizó el jefe de Estado es que: “Ninguna persona, ni funcionario (público) puede usar el nombre de Evo Morales” o ministros para hacer gestión o extorsionar. Dijo tener conocimiento que hay trabajadores del Gobierno que fingen hacer llamadas al presidente cuando están en “pleno acto de extorsión”. 
Citó como ejemplo a un funcionario público, de sexo masculino, que procedió de esa forma para sacar a su víctima entre 10 y 20 mil dólares. “Ese hombre ahora está en la cárcel”. A decir de Morales, esta información fue obtenida por un reporte del excomandante de las Fuerzas Armadas, Tito Gandarilla.
A finales de noviembre fue destapada una red de corrupción y extorsión conformada por funcionarios de Gobierno, de Dircabi, jueces y fiscales. Este grupo dilapidó los bienes del estadounidense Jacob Ostreicher, que se encuentra privado de libertad en Santa Cruz, hace 19 meses.
El hombre de ascendencia judía-estadounidense llegó a Bolivia en 2010 para invertir, junto a otros socios, cerca de $us 27 millones en agropecuaria. Pero, desde junio de 2011,  fecha en la que pasó a ser un reo más del penal de Palmasola acusado de legitimación de ganancias ilícitas, vive un calvario. 

martes, 4 de diciembre de 2012

sucedió hace poco entre Beni y Santa Cruz. el piloto está aprehendido. cargaba 300 kilos de cocaína. increíble.





Un  informe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) da cuenta de que una patrulla de Umopar interceptó a una avioneta cuando estaba a punto de despegar con alrededor de 300 kilos de cocaína. Los agentes realizaron el operativo en La Tapera, una comunidad situada entre en Roboré y San José de Chiquitos.
Producto del operativo la Felcn se incautó de 300 kilos de pasta pase, tres motorizados de cuatro ruedas y equipos de comunicación. Además, dos personas de sexo masculino fueron aprehendidas y trasladadas a la ciudad capital para ser puestas ante un juez cautelar.

martes, 27 de noviembre de 2012

tal cual era de esperar. el hilo del ovillo...el funcionario de Gobierno, el abogado Rivera también aprehendido, fácil de adivinar que es UNO de los bribones que usando todo el poder, hacía lo posible por mantener a Jacob bajo rejas...hasta ahora 6 detenidos y habrá más.


Este medio tomó conocimiento de que esta mañana fue aprehendido con fines investigativos en la sede de Gobierno un alto funcionario de Dircabi, relacionado a la investigación que llevan a cabo fiscales anticorrupción por la venta de arroz de Jacob Ostricher, privado de libertad hace 18 meses en Santa Cruz por supuesta legitimación de ganancias ilícitas.
También se supo que una comisión de tres fiscales (Rosmery Barrientos, Ángel Álvarez y Mario Mercado) encabezada por el fiscal del distrito, Henry Herrera, y policías antinarcóticos, se entrevistaron desde las 22:00 de anoche hasta las 4:00 de este martes con el estadounidense Jacob Ostreicher, que se encuentra internado en la clínica Incor.
En la oportunidad el estadounidense dio detalles de su vida, desde que llegó a Santa Cruz y empezó su emprendimiento agrícola hasta su problema con la justicia boliviana. En calidad de testigos también brindaron declaraciones sus abogados Jimmy Montaño y Jerjes Justiniano.
Los operativos se extendieron, además de allanamientos a domicilios en la capital cruceña, hasta la capital del Norte Integrado, Montero, donde se encuentra el ingenio arrocero San Jorge. En esta factoría agrícola se encontraba el arroz incautado a Ostreicher.

sábado, 24 de noviembre de 2012

ANF informa que Mauro Vásquez considerado un narco peligroso capaz de huir de la cárcel de Cobija ya trasladado a LP, hugo de LP en 2008 en circunstancias no aclaradas aunque "bajo presunción de haber negociado con R. Quintana para la matanza de Porvenir. (Texto de Fides. título nuestro)


El Ministerio de Gobierno informó que efectivos policiales procedieron con la ejecución de un operativo de "máxima seguridad"  para trasladar desde Cobija, Pando hasta La Paz, al narcotraficante y presunto sicario de esa localidad amazónica, Mauro Vásquez.
Vásquez es acusado  de liderar una banda de acopio y tráfico de droga y armas en Cobija con extensiones en Brasil  y fue calificado por el viceministro de Gobierno, Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez como “una persona muy peligrosa” con la capacidad criminal y logística para “organizar un operativo de fuga” desde la cárcel de esa localidad.
Pérez viajó al mediodía a Cobija en un vuelo charter, acompañado del comandante de la Policía Boliviana, Coronel, Víctor Santos Maldonado.
Según una publicación del Sol de Pando, la captura del famoso “Mauro” obedeció a una presión directa del gobierno brasileño ante la evidencia de que el tenebroso personaje venía operando con plena libertad durante los últimos meses, reactivando una ruta de la cocaína proveniente del Perú que ingresa al Brasil vía Bolpebra y Cobija.
“Vásquez fue detenido inicialmente el año 2008 y consiguió su libertad en condiciones que serán esclarecidas en la investigación concerniente a su proceso” informó el ministerio Gobierno en un comunicado de prensa.

jueves, 22 de noviembre de 2012

están sucediendo detenciones y revelaciones sobre los narcos que operan en Brasil vinculados a la cocaína boliviana. esta crónica de Sol de Pando con datos de la prensa y la policía vecinas


Um trabalho que durou cerca de três dias por parte dos Patrulheiros Rodoviários Federal (PRF), resultou na detenção de uma casal do litoral paulista, que viajaram cerca de 5000 mil quilômetros até a fronteira do Acre, para buscar uma carga de droga adquirida no lado boliviano de Cobija…
Un trabajo de seguimiento que duró cerca de tres días a cargo de Patrulleros de la Federal de Caminos (PRF en portugués) culminó en el arresto de una pareja proveniente de la costa de São Paulo, que había viajado cerca de cinco mil kilómetros hasta la frontera de Acre, en busca de un cargamento de drogas adquiridas en el lado boliviano de Cobija…
© O Alto Acre, 11 de noviembre | Traducción Sol de Pando
Paulo Ricardo de Souza Mello (25), Claudinéia Maria Silva (28), estavam sendo investigados a tempos pelo serviço de inteligência da PRF, por chamar atenção na constância de suas visitas até fronteira do Acre. Principalmente pelo homem que foi identificado por fotos, de ter participado de assalto a mão armada em São Paulo.
Paulo Ricardo Mello de Souza (25), Claudinéia Maria Silva (28), estaban siendo investigados hace un tiempo por el servicio de inteligencia de la PRF, llamando la atención con sus frecuentes visitas a la frontera de Acre. Principalmente por el hombre, quien fue identificado por fotos por un antecedente de haber participado en robos a mano armada en Sao Paulo.
Nesta última viajem à fronteira disfarçados de turistas, o casal estavam desde a última quinta-feira, dia 8. O carro em que viajavam, um modelo Ford, placas ENA 3622, ficou alguns dias no lado boliviano e foi abordado na madrugada deste domingo quando retornavam.
En este último viaje a la frontera disfrazados de turistas, la pareja estaba desde el pasado jueves 8. El coche en el que viajaban, un modelo Ford, placas ENA 3622, pasó unos días en el lado boliviano y fue abordado en la madrugada del domingo, cuando regresaron.
De volta à cidade de Epitaciolândia, os patrulheiros iniciaram uma busca minuciosa pelo veículo. O casal acima de qualquer suspeita para um cidadão comum, tentava de todas as formas, intimidar os agentes federais achando que nada iria ser encontrado.
De vuelta en la ciudad de Epitaciolândia, los patrulleros iniciaron una búsqueda exhaustiva en el vehículo. La pareja por encima de cualquier sospecha para un ciudadano de a pie, trató mediante diversas argucias de intimidar a los agentes federales, arguyendo que no había nada que investigar en su vehículo.
Após uma busca no interior do painel, foi possível ver que as suspeitas passaram a ser conclusivas. Vários pacotes contendo drogas haviam sido colocados de forma que ninguém os encontrassem dentro de bexigas para disfarçar o cheiro.
Después de una búsqueda en el interior del panel, se pudo ver que las sospechas comenzaron a ser concluyentes. Varios paquetes que contenían droga habían sido colocados para que nadie los encuentre dentro de globos para disimular el olor.
O veículo e o casal foram levados para a sede da delegacia da Polícia Federal em Epitaciolândia, onde foram entregues para serem ouvidos e lavrado o auto de flagrante por tráfico internacional de entorpecentes. Os dois seriam transferidos nas próximas horas para o presídio na Capital onde ficarão a disposição da Justiça até julgamento.
El vehículo y la pareja fueron llevados al cuartel de la Policía Federal en Epitaciolândia, donde fueron entregados para que declaren y se elaboren las respectivas diligencias judiciales ante un flagrante tráfico internacional de estupefacientes. Ambos serían trasladados en las próximas horas a la cárcel de la capital, Río Branco, donde estarán a disposición de la justicia hasta el juicio.
De dentro do painel do carro que foi muito bem montado e depois desmontado, foram retirados 27 quilos de cloridrato de cocaína, que provavelmente iria abastecer o mercado negro da cidade litorânea do Estado de São Paulo.
Desde el interior del panel del coche que estaba muy bien montado después de haber sido desmontado para esconder la droga. Se retiraron 27 kilos de clorhidrato de cocaína, que probablemente abastecerían el mercado negro de la ciudad costera de São Paulo.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Segunda parte. Crónica de Sol de Pando en la que Wilson García Mérida revela el nexo entre Ramón Quintana y el supernarco Mauro Vásquez hoy preso por Romero.


La ruta de la droga peruana al Brasil vía Cobija era controlada por el grupo de “Mauro” hace más de diez años, se desactivó en el 2008 debido a la persecución judicial y policial ejercitada entonces contra el narcotraficante incriminado —además del tráfico de drogas— de asesinatos selectivos en violentos ajustes de cuentas a través de una banda de sicarios peruanos y brasileños que dirige. La gran pregunta del caso es:
¿Por qué el actual Gobierno, que perseguía a Mauro Vásquez al punto de encarcelarlo en Chonchocoro en el 2008, lo dejó libre durante estos cuatro años en que gozó de total impunidad por los crímenes que cometió, al punto en que volvió a rearticular sus acciones sicarias en Pando? “Mauro” no se fugó ni estaba prófugo. “Andaba de parranda” con el “todo poderoso e innombrable” Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Y estamos en plenas condiciones de probarlo en las instancias competentes que correspondan, incluyendo un Jurado de Imprenta en caso de que dicho funcionario estatal ose “enjuiciarnos” a causa de este informe periodístico que suscribimos, si no intenta otra cosa peor.
A consecuencia de un pacto entre el experimentado narcotraficante y los servicios de inteligencia controlados por Quintana, consistente en que “Mauro” proveería información sobre la masacre del 11 de septiembre a fin de condenar al ex prefecto Leopoldo Fernández, la pandilla de Mauro Vásquez ha vuelto a intensificar el tráfico de droga peruana hacia el Brasil, tensionando la zona franca fronteriza, contando con protección oficial y usando los dos puentes que conectan Cobija con Brasiléia y Epitaciolandia, lo cual generó visible malestar entre las autoridades brasileñas decididas a poner fin con el tráfico de drogas en sus límites con Perú y Bolivia.
El pasado 4 de noviembre, en una nota reproducida en la sección que Sol de Pando publica en portugués-brasileño, el diario digital O Alto Acre informó que dos narcotraficantes del país vecino fueron capturados por la Policía Civil de Brasiléia intentando trasladar a Río Branco seis kilos de cocaína provenientes de Cobija. “Um desfecho de uma investigação que acontecia a tempos, resultou na detenção de uma dupla que se deslocou da cidade de Rio Branco, capital do Acre, até a cidade de Cobija (lado boliviano), para buscar cocaína e possivelmente ser comercializada no mercado negro”, informó el diario colega.
La inobjetable reactivación del narcotráfico en Cobija como puente de la droga peruana hacia el Brasil —negocio controlado casi monopólicamente por “Mauro”—, se patentiza con un recrudecimiento de la violencia criminal que vuelve a campear en las calles de Cobija, tal como sucedía antes del 2008, con asesinatos a plena luz del día, desapariciones de personas, especialmente jóvenes vinculados al narcotráfico, en ajustes de cuentas propias de esta tenebrosa actividad.

Tensión social en la frontera

Brasil donó recientemente a Bolivia vehículos y aeronaves para fortalecer la guerra contra el crimen fronterizo como parte de su eficiente Sistema de Vigilancia de Fronteras (Sisfron), e incluso contempla la posibilidad de colaborar al gobierno  boliviano para la adquisición de UAV’s (aviones no tripulados, conocidos también como Drones) para reforzar los controles anti-crimen en Bolpebra.
Pero Bolivia responde esta buena voluntad brasileña con insolencia y soberbia.  En abril pasado,miembros del Ejército boliviano fueron denunciados oficialmente por el gobierno brasileño de cometer abusos contra campesinos sin tierra del Brasil que se encuentran temporalmente en territorio de Bolivia bajo un acuerdo binacional que les permite realizar actividades agroextractivas hasta el 2013. Los militares bolivianos impusieron arbitrarios plazos a tales campesinos cometiendo incluso abusos físicos, y según la Cancillería brasileña sustentada con reportes  de Derechos Humanos,  patrullas bolivianas llegaron a invadir el municipio fronterizo de Capixaba, en el lado brasileño del Abuná, con el fin de agredir a los campesinos del país vecino. Brasil reclamó formalmente ante la Cancillería boliviana pero nuestro Gobierno minimizó el hecho y no se estableció ninguna responsabilidad sobre los abusos cometidos.
La tensión fronteriza se agravó en los últimos días a raíz de un problema judicial entre privados que derivó en el bloqueo de los dos puentes que vinculan Cobija con Brasiléia y Epitaciolandia.
Según informa el diario O Alto Acre que dirige el periodista acreano Alexander Lima, un ciudadano boliviano amedrentado por amenazas de muerte que  asegura haber recibido telefónicamente, acusó a un mototaxista brasileño de haber sido contratado por la banda de “Mauro” para asesinarlo debido a un lío de faldas.
Las autoridades bolivianas procedieron con el mayor rigor contra el mototaxista de Brasiléia Eronildo da Silva Lopes, quien niega ser sicario del grupo de “Mauro”, tal como se lo acusa en el expediente de la Fiscalía, y sin embargo ha sido recluido en la hacinada cárcel de Cobija, desde hace más de un mes en un juicio que las autoridades brasileñas consideran ilegal y arbitrario, hecho que provocó una reacción del gremio de mototaxistas brasileños que mantienen bloqueados los dos puentes en Brasiléia y Epitaciolandia exigiendo la liberación de Eronildo. “Depois de dois dias impedindo a passagem dos caminhões onde já causava a falta de combustível nos postos de gasolina no lado boliviano e transtornos entre os países, foi preciso o uso da força para retirar os manifestantes da ponte e permitir a passagem dos veículos”, informa el diario colega del Brasil.
La opinión pública y las autoridades del Brasil son unánimes al sostener que estas tensiones fronterizas que vienen causando un delicado distanciamiento entre los pueblos hermanos de Bolivia y Brasil, se origina principalmente en el recrudecimiento de la corrupción y la permisividad estatal para con la delincuencia organizada, por parte de las autoridades bolivianas, especialmente en Pando, donde personajes como “Mauro” están vinculados estrechamente con las esferas oficiales. Es un secreto a voces que la esposa de Mauro Vásquez es activa militante y “aportante” del Movimiento al Socialismo (MAS) el partido gobernante que en la Amazonia boliviana se halla bajo control personal y directo del ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

Los favores entre Quintana y “Mauro”

El 26 de mayo del 2008, cuatro meses antes de los luctuosos suceso de Porvenir, la prensa nacional informaba que, en Pando, Mauro Vásquez Guerra e Hiroshi Agustín Nakashima López, “acusados de narcotráfico y ajustes de cuentas en Cobija”, habían sido trasladados al penal de máxima seguridad de Chonchocoro  “ante el temor de que puedan fugar o ser rescatados violentamente por sus cómplices brasileños de la cárcel de Villa Busch, donde estaban detenidos preventivamente”. El entonces ministro de Gobierno Alfredo Rada y su viceministro Rubén Gamarra habían decidido el traslado de Mauro a Chonchocoro debido a que “la cárcel pandina no brindaba las condiciones de seguridad necesarias para que los dos considerados peligrosos delincuentes permanezcan en prisión”.
Mauro había sido detenido “en una de sus cuatro viviendas de lujo, con su pareja, una menor de 16 años, armamento moderno pesado y cocaína”. Se afirmaba además que era “un benefactor de pobladores de Cobija, quienes protestaron exigiendo su liberación”.
Pero el encarcelamiento de “Mauro” no duró mucho. Durante los acontecimientos de septiembre, en Porvenir, salió en libertad bajo flexibles medidas cautelares, junto con Hiroshi Agustín Nagashima (a quien asesinaron pocos días después miembros de una banda rival de narcotraficantes peruanos). Reiteramos, Mauro  Vásquez no estaba prófugo ni escondido hasta el día de hoy en que fue nuevamente detenido por órdenes del actual ministro de Gobierno Carlos Romero. El jefe mafioso, que realizaba sus actividades “comerciales” con absoluta normalidad en Cobija, había negociado políticamente su liberación en el 2008, ofreciendo a Juan Ramón Quintana información para incriminar al ex prefecto Leopoldo Fernández como responsable de la matanza del 11 de septiembre.
“Mauro” entregó a Quintana aquel video, auténtico indudablemente, donde se ven sicarios de la Prefectura disparando contra indefensos campesinos que cruzaban a nado el río Tahuamanu; a cambio obtuvo total libertad e inmunidad para desenvolver actividades empresariales en Cobija, hasta que fue detenido en las últimas horas. (Durante aquellas “negociaciones” llevadas a cabo con emisarios personales de Quintana, “Mauro” ofreció asimismo comprar un canal de televisión en Cobija para ponerlo al servicio del Ministro). El video proporcionado por “Mauro” fue difundido pocos días después de la masacre, debidamente editado: 
Los mismos sicarios del bando de Leopoldo Fernández fueron quienes filmaron aquellas escenas desde sus propias posiciones de ataque durante la matanza, y vendieron esas imágenes a “Mauro”, quien luego se las “obsequió” al Ministro de la Presidencia. En retribución, las “poderosas influencias” de Quintana sobre agentes del Ministerio Público que eran los encargados de proseguir los procesos por narcotráfico y asesinatos múltiples que motivaron su encarcelamiento en el 2008, beneficiaron dolosamente al acusado, permitiéndole la impunidad necesaria para seguir delinquiendo y aterrorizando al pueblo de Cobija como lo hacía antes del 2008.
Los sicarios pisaban fuerte en Pando cuando trabajaban para el “cacique” Leopoldo Fernández; ahora vuelven a detentar sus privilegios de impunidad intercambiando favores con el nuevo “cacique” en esta truculenta escena.
Es deber de los organismos competentes del gobierno del presidente Evo Morales como el Defensor del Pueblo, Ministerio de Transparencia, el Fiscalía del Estado y la Asamblea Legislativa Plurinacional investigar a fondo las turbias actividades desarrolladas por Quintana en la Amazonia boliviana amparado en su absoluto y creciente poder político. Sol de Pando reitera su predisposición de contribuir con todos los elementos investigativos que dispone para establecer hasta qué punto las rearticulaciones sicarias en Pando están siendo parte constitutiva de un nuevo Estado delincuencial en Bolivia, como sólo pudo darse en las tenebrosas épocas de García Meza y Arce Gómez cuando los bolivianos dignos y honestos éramos obligados a caminar por las calles —de día y de noche— con el testamento bajo el brazo.

El caso de “Chito” López

Irónicamente, en uno de aquellos videos que “Mauro” entrega a los organismos de Inteligencia dirigidos por Quintana a cambio de recuperar su territorio delictivo, se visualiza otro conocido sicario de la Prefectura de Pando, Esteban “Chito” López Sánchez, estrecho colaborador de Leopoldo Fernández, armado con una ametralladora mientras eran masacrados los campesinos del MAS. La únicas ráfagas de metralleta que se escuchan en los audios de la masacre, son las disparadas por Esteban López.
Esteban “Chito” López, según consta en el libro “Tahuamanu, racismo y masacre en la Amazonia” (páginas 120 y 126), editado por el propio Ministerio de la Presidencia a cargo de Quintana, era un “funcionario de la Prefectura con el cargo de Responsable” y era Presidente de la Asociación de Mototaxistas “pagados por el prefecto Leopoldo Fernández”.

El cadáver de Esteban “Chito” López llegando a la morgue de Cobija, el 22 de julio del 2011, una semana después de la incautación de los 2.000 ejemplares de Sol de Pando por órdenes del gobernador Flores y de Quintana, los nuevos jefes de “Chito”.
Ese mismo ”Chito” López terminaría trabajando, desde abril del 2010, como guardaespaldas al servicio del actual gobernador “masista”  Luís Flores Roberts, con pleno conocimiento y “visto bueno” de Quintana.
Sobre este segundo sicario en los entornos de Quintana  informamos lo siguiente en nuestro artículo del pasado 9 de noviembre:
Del segundo caso tomamos conocimiento a pocos días de haberse producido la incautación de Sol de Pando, en julio del 2011. Unas voces amigas, desde la misma Gobernación de Pando, se nos acercaban advirtiéndonos en tono muy atemorizante que el plan del gobernador Luís Flores Roberts, siempre en consulta con Quintana, no sólo era hacer desaparecer físicamente nuestro periódico, sino también a quienes lo editamos.
Ya nos habían destruido nuestra red de canillitas, luego agredieron e intimidaron a los periodistas que nos colaboraban en Cobija  destruyendo nuestro equipo de corresponsales; lo último que falta es que se deshagan de nosotros definitivamente, encarcelándonos (como pretende el hermano del Gobernador mediante un arbitrario juicio ordinario apoyado tras bambalinas por Quintana) o asesinándonos (…). Todas estas opciones para eliminar nuestro trabajo informativo, incluyendo el asesinato, siguen latentes según pudimos evidenciar antes de refugiarnos en Brasiléia el pasado 14 de octubre.
El “trabajo sucio” habría sido encomendado, ya en julio del pasado año, inmediatamente después de la incautación, a un sicario que anteriormente trabajaba para el ex prefecto Leopoldo Fernández y que luego se habría incorporado al grupo de seguridad personal del gobernador Luis Flores Roberts. Nos resistimos hasta donde la razón lo permitía a aceptar la posibilidad de que hubiese un sicario en los entornos de Flores Roberts (y por tanto de Quintana) dispuesto a atentar contra nuestra integridad física; nuestra sospecha inicial fue que podía tratarse de un matón que fue visto el 2 de abril del 2010 cuidándole las espaldas al candidato a Gobernador Flores en un cuartel en Cobija; el hombre se parecía mucho a uno que vimos en las imágenes de Porvenir con una ametralladora en mano, matando campesinos en nombre de Leopoldo Fernández. Y sí, era verdad, era él. 
Nuestras fuentes nos informaron que este sicario intentaba averiguar, durante los días en que se produjo la incautación, cuándo nosotros llegaríamos a Cobija y dónde nos hospedábamos habitualmente; se lo vio con un ejemplar de aquella edición de Sol de Pando que había sido incautada el 11 de julio por órdenes del Gobernador y Quintana.